Inicio Prensa General Cacerlodada pacífica para denunciar "la manipulación de los medios"
Cacerlodada pacífica para denunciar "la manipulación de los medios"
Sábado, 27 de Enero de 2007 19:46

La manifestación ha sido convocada pese a la prohibición del Gobierno regional
Madrid Diario | EUROPA PRESS. 26-01-2007
La Asamblea de Alcorcón por la Convivencia Pacífica y Contra el Racismo ha convocado para este sábado una concentración con cacerolada pacífica a pesar de la prohibición de manifestarse de la Delegación del Gobierno en Madrid. El objetivo de la asamblea juvenil será denunciar "el trato mediático abusivo, alarmista y manipulador" que han realizado hasta ahora los medios de comunicación sobre la realidad de Alcorcón, y que las "organizaciones ultraderechistas y racistas no tengan hueco ahora ni nunca" en el municipio.

La protesta, apoyada por la Asociación de Trabajadores Inmigrantes en España (ATRAIE) y la Coordinadora Antifascista de Madrid, se desarrollará a partir de las 18.00 horas frente al Centro Joven de Alcorcón, ubicado en el número 22 de la calle del Maestro Victoria. Además, criticarán la intención "carroñera" de grupos de extrema derecha como España 2000 o Falange Española de "obtener rédito político intentando hacer gala de un descontento xenófobo contra la inmigración que en Alcorcón no existe" y denunciarán "la violencia cotidiana y los abusos en las calles venga de donde venga, de españoles, fascistas, latinoamericanos, norteamericanos, asiáticos, africanos, bandas mafiosas, jóvenes o viejos, así como el uso de armas blancas y de fuego".

La Asamblea de Alcorcón aboga por "la convivencia pacífica entre todos los vecinos y vecinas, por la coexistencia de todas las culturas, nacionalidades y razas y su integración en el tejido social a todos los niveles". "Creemos que tanto la inmigración como los incidentes entre jóvenes de la clase obrera son producto de un sistema económico y político basado en la explotación y en la competencia individualista, en vez de la solidaridad y el apoyo mutuo", explicó.

Por eso, han decidido ejercer su derecho a autoorganizarse desde la base y constituir una asamblea de "urgencia" desde la que los jóvenes de Alcorcón pretende demostrar de una manera "pacífica y multitudinaria" que no es una comunidad racista y que es una comunidad que se enorgullece de tener una coexistencia pacífica. "No somos bandas ni grupos violentos antisistema sino la población de Alcorcón organizándose por sí misma y desde abajo, defendiéndose y haciéndose valer", argumentaron.

Artículo original