Inicio Noticias Antifascismo Otro asesinato cometido por los neonazis en Moscú
Otro asesinato cometido por los neonazis en Moscú PDF Imprimir Correo
Escrito por Comisión Internacional   
Jueves, 27 de Mayo de 2010 23:28

Dmitrij Kashicyn El 24 de mayo un grupo de jóvenes estaban celebrando el cumpleaños de su amigo en el embarcadero del río Moscú, en la parte noroccidental de la ciudad. Cuando la fiesta estaba terminando, la gente empezó a marcharse, pero unas 15 personas, sobre todo chicas, se quedaron a recoger. En ese momento fueron atacadas por un grupo de neo-nazis (alrededor de 40) que aparecieron por el puente disparando sus armas de fogeo y gritando "son ellos, cogedlos!".

Según los testigos los neo-nazis intentaron pegar a todos y cada uno de ellos. Una de las chicas fue herida en la espalda con una piedra. Cuando los chicos volvieron al lugar del que la mayoría había logrado escapar, encontraron a su amigo Dmitry Kashitsyn tirado en un charco de sangre. Le hirieron muy gravemente. Dmitry murió en el acto, incluso antes de que la policía y la ambulancia llegasen. Tenía 27 años.

Tras hablar con los testigos de la tragedia se puede intentar reconstruir los hechos. Unos jóvenes estaban celebrando pacíficamente el cumpleaños de su amigo. Muchos de ellos eran músicos o simplemente seguidores de música heavy/hardcore/punk, con la estética típica de estas tribus urbanas. Es muy probable que fuera esto y sobre todo los tatuajes de los chavales, lo que llamó la atención de los neo-nazis, quienes decidieron atacar pues pensaron que eran militantes antifascistas. El ataque fue deliberado y bien planeado según la evidencia de los hechos que acontecieron a continuación. En primer lugar, sucedieron al final de la celebración, lo que significa que algunos nazis tendrían noticia del grupo de jóvenes, correrían la voz y comenzarían a preparar el ataque. En segundo lugar, en el momento justo del ataque los nazis gritaron lemas nazis y portaban pistolas de fogueo y cuchillos. En tercer lugar, todos ellos iban enmascarados.

Los amigos de Dmitry nos dijeron que ninguno de los jóvenes presentes en el cumpleaños estaban relacionados con el movimiento antifascista ni estaban interesados en política. Dmitry Kashitsyn no tenía relación con antifascistas tampoco, simplemente le gustaba la música heavy y raramente acudía a conciertos de sus bandas favoritas. Ninguna de las víctimas llevaba armas y fueron machacados por tal brutal ataque.

El resultado es que neonazis atacaron a jóvenes que estaban pacíficamente divirtiéndose, les pegaron y mataron a un joven ruso sólo por que sospecharon que podía ser de ideas contrarias.

De nuevo esta tragedia nos muestra que la amenaza de ser apaleado o asesinado por neonazis es real y nos atañe a todos y cada uno de nosotros, sin importar la edad, sexo o nacionalidad.

Los antifascistas de Moscú expresan sus condolencias a la familia de Dmitry. Haremos lo que sea para asegurar que aquellos que lo hicieron no salgan impunes. Esta tragedia prueba que hay una necesidad urgente de confrontar los neonazis y todos aquellos que simpatizan con ellos. Es deber de todos hacer lo mejor para asegurar que un suceso tan trágico no vuelva a ocurrir nunca.

Los amigos de Dmitry han comenzado una campaña para recoger fondos para ayudar a su familia.

Artículo original